Parque Industrial, Logístico y Tecnológico Villa María

CON UNA INVERSIÓN DE MÁS DE U$S 2.200 PILT ADQUIRIÓ UN MODERNO DESFIBRILADOR

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Ya se encuentra instalado y a disposición ante cualquier eventualidad. Se trata de un importante dispositivo para el cuidado y protección de quienes conforman el Parque.

El Parque Industrial, Logístico y Tecnológico (PILT) de Villa María adquirió recientemente un desfibrilador (DEA, por sus siglas en inglés), que requirió una inversión total de U$S 2.236 en equipo y accesorios; gabinete y elementos de visualización. Se trata de un dispositivo marca Philips, portátil y liviano, que puede ser utilizado por cualquier persona, sin necesidad que conozca cuestiones técnicas. Esto es así porque ofrece un funcionamiento lógico en tres pasos e instrucciones en sistema de voz.

Un paro cardíaco ocurre cuando el corazón repentinamente deja de latir; como consecuencia, el suministro de sangre al cerebro y al resto del cuerpo también se detiene. El paro cardíaco repentino hace que la víctima pierda la consciencia de forma inmediata y se desplome. No se detectan signos vitales: carece de pulso regular y respiración. El tratamiento recomendado para el paro cardíaco repentino es la realización de ejercicios de reanimación cardiovascular (RCP) inmediatamente y una desfibrilación eléctrica temprana. Es importante realizar las maniobras de RCP junto con la desfibrilación para tratar de salvar a la víctima, debido a que es posible que por sí sola no restablezca el ritmo cardíaco adecuado.

Según datos estadísticos generados en Estados Unidos, el 13% de las víctimas mortales en centros de trabajo fueron por sufrir un paro cardíaco repentino. En la actualidad, la tasa de supervivencia es inferior al 5%, ya que la posibilidad de que la resucitación tenga éxito se reduce aproximadamente un 10% con cada minuto transcurrido. En ese contexto, el 34 % de las organizaciones que cuentan con dispositivos de ese tipo han tenido que utilizarlos por lo menos en una ocasión para salvar vidas.

Una situación similar se vive en Argentina; dentro de las enfermedades cardiovasculares (principal causa en muerte en el país), un número significativo se relaciona con paros cardíacos repentinos. Por ese motivo, la administración del PILT definió como prioritario la adquisición del equipo DEA. Un elemento más para promover la protección y seguridad de las personas que diariamente concurren a la entidad.

Datos técnicos

El equipo recientemente adquirido por el PILT es un desfibrilador externo automático, marca Philips, modelo HeartStart HS1 OnSite. Cuenta con baterías de larga duración (5 años en almacenamiento) y un sistema de autotesteo diario de componente eléctricos y baterías. Es portable y pesa solo 1,5 kg.

Se trata de un dispositivo muy sencillo de utilizar (no requiere capacitación técnica); por sus características, puede aplicarse a personas de cualquier edad, incluidos niños y lactantes; ofrece instrucciones de voz que guían a usuario en todo el proceso, desde la colocación de cada electrodo del desfibrilador en el paciente hasta la administración de la descarga. Cabe mencionar que el equipo detecta automáticamente la necesidad de realizar o no el choque eléctrico, ya que el botón no se activará si el ritmo cardíaco no es susceptible de descarga.